Wicho

/Wicho

About Wicho

This author has not yet filled in any details.
So far Wicho has created 1148 blog entries.

abril 2019

mc2 presenta: Naukas Coruña 2019 – programa provisional y entradas

Imagen del evento

Los Museos Científicos Coruñeses, en los que trabajo en el MundoReal™, junto con Naukas y el Campus Innova de la Universidade da Coruña, organizan mc2 presenta: Naukas Coruña 2019. Tendrá lugar el sábado 8 de junio en el teatro Rosalía Castro con el tema Medicina y salud en el siglo XXI y con este programa provisional, elaborado con la colaboración de Manuel Collado:

Sesión de mañana

9:30 Apertura de puertas.
10:00 Presentación a cargo de Víctor Grande.
10:05 ¡Socorro, vivimos en un mundo obeso! María Pardo, IP Grupo Obesidómica, Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS/SERGAS)
10:30 El cáncer como compañero de viaje. Arkaitz Carracedo, Profesor de Investigación Ikerbasque en CIC bioGUNE; profesor Asociado de la Universidad del País Vasco.
11:00 Traédeme cerebros! Iria Veiga, psiquiatra e divulgadora científica.

11:30 Pausa para café.

12:00 ¿Es grave, doctor Google? Esther Samper, comunicadora científica.
12:30 La importancia de humanizar la medicina. Lucía Galán, pediatra.
13:00 Pobreza y salud: un círculo vicioso. Gabriela Jorquera, especialista e investigadora en pobreza, desigualdad y exclusión social.

13:30 Pausa para comida

Sesión de tarde

16:00 Apertura de puertas.
16:30 Microbiota, un cambio de paradigma en la medicina personalizada. Ignacio López-Goñi, Museo de Ciencias Universidadde Navarra.
17:00 En busca de la fuente de la eterna juventud. Manuel Collado, investigador del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela.
17:30 Big data y genética: lo bueno, lo feo y lo malo. Susana Ladra, Investigadora del CITIC, Universidade da Coruña.

18:00 Pausa para café.

18:30 Las bondades y peligros de las células madre. María Abad, Investigadora en el Instituto de Oncología de Vall d’Hebrón (VHIO).
19:00 CRISPR: recorta, pega y colorea genético. Lluís Montoliu, Investigador del Centro Nacional de Biotecnología (CSIC).
19:30 É éticamente correcto todo o técnicamente posible? Unha introducción á Bioética. José Antonio Seoane, profesor de Filosofía do Dereito, UDC.
20:00 Los retos de la medicina personalizada. Ángel Carracedo, Coordinador del Grupo de Medicina Genómica de la Universidad de Santiago de Compostela.
20:30 Despedida y cierre.

Es necesario reservar entradas tanto para asegurarnos de que no sobrepasamos el aforo del Rosalía como sobre todo para a asegurarnos de que nadie que venga de fuera se pueda quedar sin sitio. De todas formas si cinco minutos antes de empezar cada sesión quedan sitios libres dejaremos entrar a aquellas personas que no hayan conseguido entrada.

A continuación una descripción larga de las charlas por si quieres saber mejor de qué va a tratar cada una de ellas:

Seguir leyendo: mc2 presenta: Naukas Coruña 2019 – programa provisional y entradas

# Enlace Permanente

La Crew Dragon de SpaceX resulta destruida durante unas pruebas

Yep, this isn’t good... pic.twitter.com/4DwTTjw9MN

— Astronut099 (@Astronut099) 21 de abril de 2019

Comunicado de SpaceX sobre la anomalía sufrida por la Crew Dragon:

A lo largo del día de hoy SpaceX llevó a cabo una serie de pruebas de los motores de la Crew Dragon en nuestras instalaciones de pruebas en la Zona de aterrizaje 1 de Cabo Cañaveral en Florida. Las primeras pruebas fueron completadas sin problemas pero la prueba final resultó en una anomalía en las instalaciones de pruebas.

Asegurarnos de que nuestros sistemas cumplen con rigurosos estándares de seguridad y detectar anomalías como estas antes del vuelo son las razones principales por las que hacemos pruebas. Nuestros equipos están investigando y trabajando en estrecha colaboración con nuestros compañeros de la NASA.

La «anomalía», como se puede ver en el vídeo –absolutamente no oficial pero real por todo lo que sabemos– de arriba provocó la destrucción de la Crew Dragon que a principios de marzo llevaba a cabo con éxito la primera misión de prueba a la Estación Espacial Internacional. Afortunadamente nadie resultó herido.

Lo que no se sabe todavía es el origen de la anomalía. Habrá que esperar al análisis de los datos recogidos y de los restos para ver si es un problema de diseño, de fabricación, de desgaste, de los procedimientos de prueba, una combinación de varios de esos factores, del propio stand de pruebas, o lo que sea. Pero, como dice el comunicado de SpaceX, hacer pruebas ayuda a que la nave sea más segura. Y aunque ésta haya resultado destruida lo que aprendan con su destrucción debería hacer las Crew Dragon más seguras.

Eso sí, supone un duro varapalo para SpaceX, que hasta ahora llevaba una clara ventaja a Boeing de cara a convertirse en la primera empresa privada en lanzar al espacio una misión tripulada. Pero tampoco hay que olvidar que en junio de 2018 Boeing sufrió un serio problema durante una prueba del sistema de escape de la Starliner, su propia cápsula tripulada, y que aún no ha hecho ningún lanzamiento de prueba, probablemente a raíz de los problemas detectados en aquella prueba.

Así que cada vez parece más difícil –si no imposible– que veamos como Boeing o SpaceX lanzan una misión tripulada en 2019. Y esto además puede suponer un problema para la NASA. De hecho hace poco la agencia anunciaba su intención de comprar dos nuevo asientos para utilizar en el otoño de 2019 y otro en primavera de 2020 ante los retrasos que estaban acumulando las dos empresas con el desarrollo de sus cápsulas. Pero ahora habrá que ver si no tiene que comprar más deprisa y corriendo.

# Enlace Permanente

Todo listo para el lanzamiento de la cápsula de carga Cygnus NG-11 rumbo a la Estación Espacial Internacional

La Cygnus NG-11 en la plataforma de lanzamiento
La Cygnus NG-11 en la plataforma de lanzamiento – NASA/Bill Ingalls

Northrop Grumman tiene todo listo en el Complejo de lanzamiento Wallops para lanzar la cápsula de carga Cygnus NG-11 hacia la Estación Espacial Internacional. Bautizada como S.S. Roger Chaffee lleva a bordo unos 3.450 kilos de hardware para la Estación, suministros para sus tripulantes, y material para llevar a cabo investigaciones.

Entre ellas está la denominada BioNutrients, diseñada para estudiar la posibilidad de crear alimentos en órbita usando microorganismos –un saludo a los seguidores de The Expanse– y el Bio-Analyzer, un dispositivo capaz de analizar muestras se saliva, sangre y orina de los astronautas, lo que evitaría tener que congelarlas y mandarlas de vuelta a Tierra para ser analizadas como se viene haciendo hasta ahora.

Pero esta misión se diferencia de todas las anteriores llevadas a cabo por cápsulas Cygnus ya que va a probar dos nuevas opciones de estas cápsulas.

Por un lado se ha usado por primera vez la capacidad de carga a última hora de la cápsula para añadir carga que no puede permanecer mucho tiempo dentro de ella. Es una capacidad que se usa a menudo en las Dragon pero de la que hasta ahora las Cygnus no disponían.

Bajando el cohete para cargar los últimos ítems
Bajando el cohete para cargar los últimos ítems – NASA/Bill Ingalls

«Tapa» abierta
«Tapa» abierta – NASA/Bill Ingalls

Cosas para cargar
Cosas para cargar – NASA/Bill Ingalls

Sin embargo gracias a un nuevo «tapón» desmontable ahora es posible volver a colocar el cohete en horizontal tras haber hecho todas las pruebas pertinentes previas al lanzamiento, abrir la cápsula, y meter en su interior estos ítems de última hora a tan sólo 24 horas del lanzamiento. 40 ratones forman parte de lo cargado a última hora. Ayudarán en una investigación sobre anticuerpos y el sistema inmune en microgravedad.

La otra novedad es que en esta misión la S.S. Roger Chaffee permanecerá en órbita durante varias semanas después de partir de la EEI en lugar de terminar su misión a los pocos días con una reentrada controlada en la atmósfera. La idea es demostrar la viabilidad de las Cygnus como laboratorios para llevar a cabo experimentos en microgravedad. Así, en esta ocasión la misión terminará unos 90 días después de partir de la Estación. Pero el objetivo es que en un futuro no muy lejano las Cygnus puedan permanecer meses en órbita.

El lanzamiento está previsto para las 22:46, hora peninsular española, y se podrá seguir a través de Internet. La llegada a la EEI está prevista para el viernes 19 a las 11:30, de nuevo hora peninsular española.

# Enlace Permanente

A SpaceX se le cae al mar el núcleo central del segundo Falcon Heavy

La etapa central segundos después de su aterriaje
La etapa central segundos después de su aterriaje – SpaceX

Pues ya es mala suerte que después de haberla hecho aterrizar sin problemas en el Of course I Still Love You a SpaceX se le haya caído al agua la primera etapa central del Falcon Heavy que puso en órbita el Arabsat-6A. Al parecer fue debido a un mar revuelto de más. La primera etapa en cuestión ha sido pescada del mar y según Elon Musk parece que al menos los cohetes podrían ser reutilizables.

Al aparecer el robot Octagrabber, diseñado precisamente para colocarse debajo de la primera etapa y sujetarla a la vez que se fija contra la superficie de la embarcación no tenía listos todavía los herrajes necesarios para agarrar una primera etapa de Falcon Heavy.

En cualquier caso este percance no afecta al próximo lanzamiento de un Falcon Heavy con la misión STP-2 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos ya que estaba previsto que utilizara un núcleo central nuevo junto con los propulsores laterales del lanzamiento del Arabsat-6A, que están sanos y salvos en Tierra.

La misión, que pondrá 25 satélites en órbita, está prevista para junio de 2019. Es por ahora el otro único lanzamiento de Falcon Heavy previsto para 2019 ya que con las sucesivas mejoras de los Falcon 9 muchas misiones que antes quedaban fuera de sus capacidades y requerían un Heavy ahora pueden ser llevadas a cabo por un «mero» Falcon 9.

# Enlace Permanente

Israel construirá un Beresheet 2 para volver a intentar llegar a la Luna

Impresión artística de Beresheet alunizando
Impresión artística de Beresheet en la Luna – Space Team IL

Un fallo del motor minutos antes del alunizaje hizo que el pasado 11 de abril el aterrizador israelí Beresheet terminara estampado contra la superficie de la Luna a unos 500 kilómetros por hora. Pero habiendo estado tan a punto de conseguirlo Morris Kahn, el presidente de SpaceIL, la organización que estaba detrás de la misión, ha anunciado que lo volverán a intentar.

Aún les queda determinar, si es posible, la causa del fallo de Beresheet, pero según Kahn este pasado fin de semana el equipo de Beresheet ya empezó a trabajar en la nueva misión.

Lo que no se sabe todavía es en cuanto tiempo creen que volverán a estar listos. Pero en cualquier caso la India tiene ahora todos los boleto para convertirse en el cuarto país en posar una sonda en la Luna pues está a punto de lanzar –a ver si esta vez es de verdad– la misión Chandrayaan-2. Dicen que en mayo.

SpaceIL conserva, eso sí, muchas opciones de ser la primera misión financiada con fondos privados en llegar a la Luna.

# Enlace Permanente

50 años del anuncio de que Neil Armstrong sería la primera persona en pisar la Luna

Artículo anunciando la decisiónEl 9 de enero de 1969 la NASA anunció que la tripulación del Apolo 11, la primera misión que intentaría posarse en la Luna, iba a estar compuesta por Neil Armstrong como comandante, Buzz Aldrin como piloto del modulo lunar, y Michael Collins como piloto del módulo de mando. Pero el anuncio de quien iba a ser la primera persona en pisar la Luna tardaría aún algunas semanas más porque no estaba decidido.

Durante un tiempo Aldrin creyó que iba a ser él porque en las misiones anteriores del programa en las que había habido un paseo espacial el comandante siempre había permanecido en el interior de la nave. De hecho las primeras versiones del plan de actividades especificaban que él saldría primero.

Pero el 14 de abril de 1969 la NASA anunció que sería Neil Armstrong el primero en salir del módulo lunar y por tanto el primer ser humano en pisar la Luna. Había razones prácticas para ello como que el interior del módulo lunar era muy pequeño y era complicado por cuestiones de espacio que Aldrin saliera primera. Pero también había otro tipo de consideraciones como por ejemplo que Armstrong era un civil y que en general la dirección de la NASA lo consideraba una persona más tranquila y calmada que Aldrin.

# Enlace Permanente

Primer vuelo del avión Roc de Stratolaunch

Una vez completadas sus pruebas en tierra Roc, el avión diseñado por Scaled Composites para Stratolaunch, llevó a cabo su primer vuelo el 13 de abril de 2019. Estuvo 149 minutos en el aire durante los que alcanzó una velocidad máxima de 304 kilómetros por hora y una altitud de 5.181 metros. Durante el vuelo la tripulación evaluó sus prestaciones y su respuesta a los mandos.

Roc está diseñado para lanzar cohetes desde el aire. Para ello los llevará colgados del segmento central de su ala. AL principio iba a lanzar el Falcon 5, un cohete que SpaceX iba a desarrollar para la empresa, aunque al final el cohete fue cancelado cuando SpaceX se dio cuenta de que les iba a dar más trabajo del pensado. Luego Stratolaunch manejó la posibilidad de desarrollar un cohete propio. Pero en estos momentos trabaja con la idea de que Roc porte hasta tres Pegasus XL en cada lanzamiento.

El Pegasus XL es un cohete de 17,6 metros de longitud, 1,27 de diámetro, una envergadura de 6,7 metros, y 23.130 kilos de peso capaz de colocar cargas de hasta 443 kilos en órbita baja terrestre. Es un desarrollo de Orbital ATK, aunque ahora la empresa pertenece a Northrop Grumman.

La idea de lanzar un cohete desde el aire es que se libra de tener que recorrer la parte más densa de la atmósfera, con lo que se abarata el lanzamiento al necesitar menos combustible de cohete. También se libra de una de las principales causas de retrasos en los lanzamientos, la meteorología adversa. Roc es capaz de despegar en condiciones que impedirían un lanzamiento y de llevar el cohete por encima de esas nubes, vientos o tormentas.

El usar un avión como lanzador también permite más flexibilidad a la hora de escoger el punto de partida, ya que no es necesaria una plataforma de lanzamiento sino que basta con un aeropuerto con una pista desde la que pueda operar el Roc. Aunque no cualquier aeropuerto sirve ya que con 117 metros de punta a punta de sus alas –frente a los 80 metros de un Airbus A380– es el avión de más envergadura del mundo. Aunque no el más largo: le ganan el Antonov AN225 o el Boeing 747-8, por ejemplo.

Roc, en cualquier caso, tiene una capacidad de carga de algo más de 249.000 kilos, con lo que en el futuro podría utilizar otros lanzadores; no está diseñado únicamente para el Pegasus XL.

La duda es si hay mercado para Roc y sus lanzamientos. El Pegasus XL, en todas sus variantes, acumula tan sólo 43 lanzamientos entre 1990 y 2016, año en el que se produjo su último lanzamiento. Y por ahora sólo tiene pendiente uno más, el del Ionospheric Connection Explorer, que se lleva retrasando desde diciembre de 2017 por problemas variados con el cohete.

Aunque también es cierto que con el abaratamiento de los costes de fabricación de los satélites artificiales hay cada vez más empresas y organizaciones de todo tipo que están buscando lanzamientos asequibles, así que habrá que ver cómo evoluciona la demanda.

Eso sí, Stratolaunch no está sola en el segmento de los lanzamientos aéreos, ya que aparte del Stargazer, el avión diseñado originalmente para lanzar los Pegasus, también va a tener competencia por parte de Virgin Orbit con su Cosmic Girl.

En cualquier caso el que Roc siga adelante con su programa de pruebas es una señal de que la muerte de Paul Allen, el principal impulsor de Stratolaunch, no ha significado –a menos no a corto plazo– el final de la empresa.

Están en Twitter como @Stratolaunch.

# Enlace Permanente

SpaceX lo clava con el primer lanzamiento «real» de un Falcon Heavy

SpaceX lo ha clavado con la primera misión real de un Falcon Heavy. Desde el lanzamiento hasta la puesta en la órbita deseada del satélite de telecomunicaciones Arabsat-6A pasando por la recuperación de las tres primeras etapas y hasta de la cofia protectora. Cabe recordar que en el lanzamiento de prueba de un Falcon Heavy no habían podido recuperar ni el núcleo central ni la cofia.

Con un día de retraso sobre la fecha inicialmente anunciada debido a la presencia de vientos demasiado fuertes –aunque con meses de retraso sobre las previsiones iniciales porque el Arabsat-6A no estuvo listo a tiempo– el primer Falcon Heavy en despegar con una carga real lo hacía a las 00:35, hora peninsular española, del 12 de abril de 2019.

Una vez cumplida su función los dos propulsores laterales aterrizaban en en las Zonas de aterrizaje 1 y 2 de Cabo Cañaveral poco antes de ocho minutos después del despegue.

Falcon Heavy’s side boosters land on Landing Zones 1 and 2 pic.twitter.com/nJCCaVHOeo

— SpaceX (@SpaceX) 12 de abril de 2019

Y el núcleo central del cohete hacía lo propio aproximadamente a los nueve minutos y 45 segundos en el espaciopuerto autónomo flotante of Course I Still Love You, aunque hubo unos momentos de tensión porque se cortó la señal de vídeo. A casi 1.000 kilómetros de la costa de Florida establece el récord de la recuperación más distante hasta el momento. Ese récord no es especialmente relevante por la distancia en sí sino porque indica que esa primera etapa fue exprimida bastante al limite de sus posibilidades pero aún así pudo ser recuperada.

Mientras tanto, entre los aterrizajes en Cabo Cañaveral y en el OCISLY la segunda etapa del Falcon Heavy entraba en la órbita inicial prevista aproximadamente 9 minutos después del lanzamiento.

Pasada la emoción de los aterrizajes de las tres primeras etapas hubo que esperar casi 25 minutos más hasta que a los 34:05, y tras una segunda ignición de la segunda etapa, el Arabsat-6A se separara de ella, ya en la órbita de transferencia geoestacionaria deseada. Y es que aunque ver aterrizar las primeras etapas nos ponga la piel de gallina no hay que olvidar que el objetivo de la misión era poner en órbita el satélite de telecomunicaciones Arabsat-6A.

La guinda en el pastel para este lanzamiento fue la recuperación de las dos mitades de la cofia protectora. Fueron pescadas flotando en el mar sin daños, al menos según Elon Musk. Serán reutilizadas en un lanzamiento de satélites Starlink, la contselación de acceso a Internet que quiere montar SpaceX.

Both fairing halves recovered. Will be flown on Starlink mission later this year. pic.twitter.com/ouz1aqW3Mm

— Elon Musk (@elonmusk) 12 de abril de 2019

Así que en total de cinco componentes principales del Falcon Heavy (las tres primeras etapas, la segunda etapa y la cofia) cuatro podrán ser reutilizados. Sólo la segunda etapa se pierde en una reentrada controlada en la atmósfera. Y aunque hace algún tiempo Musk había hablado de la posibilidad de recuperarlas al final han decidido abandonar esa línea de desarrollo.

El próximo lanzamiento de un Falcon Heavy está previsto para junio de 2019. Será la misión STP-2 (Space Test Program 2) de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Esta misión tenía que haber sido la primera misión real de un Falcon Heavy pero como va a lanzar 25 satélites de una tacada se ha ido retrasando porque no todos estaban listos. Esta misión reutilizará los propulsores laterales utilizados en el lanzamiento del Arabsat-6A. Por ahora es el otro único lanzamiento de Falcon Heavy previsto para 2019.

Lo que no se sabe todavía es en qué misión será reutilizado el núcleo central, aunque dado que ha sido exprimido bastante al límite es casi seguro que será en una misión interna de SpaceX para el lanzamiento de satélites Starlink.

# Enlace Permanente

Beresheet no lo ha conseguido y ha terminado estampado contra la Luna

Impresión artística de Beresheet alunizando
Impresión artística de Beresheet alunizando – Space Team IL

Desde las 21:23, hora peninsular española, del 11 de abril de 2019 la Luna tiene un nuevo cráter causado por el impacto del aterrizador Beresheet.

El intento de aterrizaje de Beresheet comenzó a las 21:11:30 cuando se encendieron sus motores para ir frenándolo de tal forma que la gravedad de la Luna lo fuera atrayendo hacia un punto del Mar de la Serenidad. Pero a eso de las 21:18:18 uno de los controladores de la misión anunció que la unidad inercial (IMU) estaba fallando, lo que fue seguido poco después por el apagado del motor principal.

Las unidades inerciales –no tengo claro si Beresheet montaba más de una aunque luego uno de los responsables de la misión hablo del fallo de una de ellas– son unos sensores que detectan la aceleración, en este caso, de la nave espacial. Una lectura errónea puede haber provocado el apagado del motor si las lecturas de la IMU indicaban que la nave estaba ya parada sobre la superficie. O puede que el apagado del motor no haya tenido nada que ver. Habrá que esperar a que el equipo de la mision analice los datos.

En cualquier caso desde el control de la misión decidieron reiniciar Beresheet pero para cuando el motor se volvió a activar ya era demasiado tarde. Según la última telemetría recibida el impacto se produjo a una velocidad vertical de unos 484 kilómetros por hora y a una velocidad horizontal de 3.400, con lo que el cráter será más bien alargado y probablemente podrá ser visto por la Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA en los próximos días o semanas.

Última telemetría recibida
Última telemetría recibida – Team Space IL

Es una pena que la misión no haya conseguido su objetivo final de colocar el aterrizador de una pieza en la superficie de la Luna pero no por ello hay que quitarles mérito. Con un presupuesto de 100 millones de dólares, lanzamiento incluido –y no hace mucho sólo el lanzamiento habría costado más que eso– han conseguido diseñar, probar, lanzar y casi hacer alunizar de una pieza a Beresheet. Y han estado a punto de conseguir terminar con éxito la primera misión a otro astro con financiación privada.

Es una casi prueba de concepto de que se pueden desarrollar misiones espaciales «low cost», tal y como pretendía demostrar el Google Lunar X Prize del que de hecho Beresheet formaba parte. Ninguno de los equipos consiguió lanzar su misión en el plazo previsto y Google terminó por cancelar el premio. Pero aún así ha dicho que le dará un millón de dólares al equipo de Beresheet por todo lo que han logrado.

Última imagen enviada por Beresheet
Última imagen enviada por Beresheet – Team Space IL

Otra cosa es que puedan reunir de nuevo los 100 millones de dólares –aunque ahora probablemente se apañarían con menos porque hay costes de desarrollo que seguramente se podrían ahorrar– para intentarlo de nuevo.

# Enlace Permanente

Todo listo para la llegada de Beresheet a la Luna

Hoy es el día de la verdad para Beresheet y su equipo. Si todo va según lo previsto a eso de las 21:05, hora peninsular española, del 11 de abril de 2019 el pequeño aterrizador empezará su maniobra para intentar posarse suavemente y de una pieza sobre la superficie de la Luna.

A una distancia de 800 kilómetros del punto de aterrizaje y una altitud de 25 kilómetros encenderá sus motores para ir perdiendo velocidad y que la gravedad lunar empiece a ganar la partida. A un kilómetro de altitud su velocidad horizontal se habrá reducido a cero, momento en el que estará bajando en vertical hacia la superficie. A cinco metros de altura, cuando la velocidad vertical se haya reducido también a cero, se apagarán los motores para que Beresheet caiga la distancia que falta. Dada la baja gravedad de la Luna, un sexto de la terrestre, el aterrizaje será suave aunque lo haga en caída libre.

Si lo logran será la primera misión privada en conseguir alunizar e Israel se convertirá en el cuarto país en colocar una sonda sobre la superficie de la Luna después de la URSS, los Estados Unidos y China.

El lugar y el momento del aterrizaje vienen determinados por la necesidad de escoger un sitio razonablemente plano y en un momento en el que el Sol no caiga muy a plomo. Uno de los compromisos que hubo que hacer para mantener bajo el coste de la misión es que Beresheet no lleva ningún sistema de control térmico, con lo que no podrá resistir más de 48 ó 72 horas el calor del Sol.

Durante ese tiempo mandará fotos y vídeos, así como lecturas tomadas por el magnetómetro que lleva a bordo. A partir de que muera insolada sólo servirá como referencia para tomar medidas de distancia desde la Tierra o desde otras sondas en órbita lunar gracias al reflector láser que monta en su parte superior.

La maniobra se podrá seguir a través de Internet a partir de las 21:05, de nuevo hora peninsular española. La cuenta de Twitter de la misión, @TeamSpaceIL, también irá contando cosas.

# Enlace Permanente

Translate »