Alvy

/Alvy

About Alvy

This author has not yet filled in any details.
So far Alvy has created 1361 blog entries.

junio 2019

Relojes de la era soviética

Relojes de la Unión Soviética

Quizá por el éxito y moda de Chernobyl están apareciendo algunas páginas de objetos de coleccionismo de la era soviética, como Watches of the USSR: una recopilación de 2.000 relojes de pulsera de la Unión Soviética y aledaños (como Polonia) que un aficionado comenzó a coleccionar hace cinco años:

La esencia de estos relojes soviéticos es su utilidad y funcionalidad, pero investigando un poco más es todo un mundo de misterio e intriga, de color y dinamismo (…) Son historia y cultura, fragmentos de la vida de una era lejana. Muchos de estos relojes tienen una historia increíble que contar: historias de una industria en su infancia; de la guerra, del triunfo y de las pérdidas; de la tecnología floreciente; de la madre que dio a su hijo una muestra de amor.

La mayor parte son modelos de manecillas, que utilizan alfabeto cirílico, pero hay todo tipo de variaciones, con más o menos complicaciones (el término técnico para designar características tales como el calendario, cronómetro, etcétera). La mayor parte son tan simples que solo tienen dos manecillas y ya está. Muy soviéticos.

Relacionado:

# Enlace Permanente

YouGlish: aprender inglés con ejemplos en vídeo y pronunciación de términos en contexto

YouGlish: aprender inglés con ejemplos en vídeo y pronunciación en contexto

YouGlish es una idea ingeniosa para aprender más sobre la pronunciación del inglés, muy en la línea de Forvo –un clásico entre nuestros favoritos– pero con una diferencia: las palabras se aprenden en el contexto de frases completas y los ejemplos están tomados de vídeos de YouTube con su correspondiente transcripción.

Otro de los pluses es que los vídeos –al menos todos los que he probado, que han sido unos cuantos– suelen proceder de sitios de reputada calidad tales como charlas TED, conferencias, lecciones magistrales, mesas redondas y similares. No son pronunciaciones de vídeos caseros, vaya.

Además hay cientos o incluso a veces miles de vídeos distintos con la misma pronunciación. Sin ir más lejos hay 2.790 formas de pronunciar vegatable y 173 de quantum entanglement. Pero es mejor todavía: podemos ver 31 formas de pronunciar «with great power comes great responsibility», esa implacable cita del tío de Spider-Man que la gente incluye con total seriedad en discursos de graduación, conferencias y similares.

Tras buscar un término la palabra o expresión elegida aparece resaltada en el momento exacto, pero si se quieren ver más ejemplos basta pulsar el icono del botón de Siguiente.

YouGlish dice tener unos 30 millones de «pistas» registradas, así que se pueden comprar pronunciaciones de todo tipo, origen y acento (se pueden elegir o bien cualquiera o bien inglés británico, americano o australiano). Con lo cual, por cierto, he descubierto que Matt O'Dowd de PBS Space Time es australiano (aunque es profesor en Nueva York).

# Enlace Permanente

Mario Royale: una alocada versión multijugador del clásico juego de plataformas

Mario Royale: una alocada versión multijugador del clásico juego de plataformas

Mario Royale es una versión en la más pura moda de los Royale (juegos multijugador del tipo «sólo puede quedar uno») en la que se enfrentan hasta 75 Marios en los clásicos escenarios del Super Mario Bros. de Nintendo.

El juego es básicamente el mismo de toda la vida, pero aquí sólo los más rápidos sobreviven, concretamente los tres más rápidos en completar cada escenario. Algo así como el Fornite de los 8 bits. Hay una pantalla de calentamiento y espera hasta que otras personas se unen al juego, y con el 85% conectados se da la salida. Actualmente está petado de gente, así que no hay problema por eso.

Los jugadores no se «matan» unos a otros, pero compiten por recursos escasos como son las setas mágicas, monedas y demás (sólo las puede coger uno). Excepto en el caso de la estrella, que hace al jugador «tangible» y gracias a eso puede matar a todos los que toca. El resto es muy caótico y es raro que una partida dure más allá de unos pocos minutos o segundos: es complicado elegir entre correr a toda velocidad o pararse a recoger algo que puede suponer una ventaja en el futuro.

Mario Royale: una alocada versión multijugador del clásico juego de plataformas

Mario Royale es el fruto de un programador que afanosamente ha dedicado tres semanas a convertirlo todo a Java/HTML, añadiendo varios tipos de controles (teclado y joystick) y asegurándose de que todo funciona correctamente. Tiene un vídeo donde explica el proceso:

Es probable que Nintendo fulmine este juego por los típicos problemas de copyrights y demás, a pesar de que se autocalifica como «una parodia y un homenaje» así que mejor jugar un poco mientras todavía se pueda.

Relacionado:

# Enlace Permanente

La guerra de los mundos: la experiencia inmersiva, con la música de Jeff Wayne

The War of the Worlds: The Immersive Experience

Esto tiene una pinta estupenda: The War of the Worlds: The Immersive Experience. Es un espectáculo medio teatral, medio parque de atracciones, medio virtual en el que se combinan un montón de escenarios y técnicas con La guerra de los mundos de H.G. Wells como argumento. Eso sí, usando la sempiterna banda sonora de Jeff Wayne.

El espectáculo ocupa unos 2.000 metros cuadrados y no sé si calificarlo de steampunk o cyberpunk. Por un lado recrea perfectamente el Londres de la época victoriana, que es cuando se sitúa originalmente la novela (la película trasladaba la acción a Estados Unidos en la época post-Segunda Guerra Mundial), así que tiene el «look antiguo». Pero por otro utiliza también gafas de realidad virtual y otros artilugios más del siglo XXI, así que es difícil situarse.

Esta experiencia se califica como de «teatro inmersivo» combinado con realidad aumentada, realidad virtual y carricoches tipo parque de atracciones. Hay teatro, proyecciones en pantallas, baile, decorados ultrarrealistas, hologramas, cúpulas estilo planetario , magia, tecnología que parece magia y muchos actores.

En total son 110 minutos (con un intermedio para el «visite nuestro bar», en este caso diseñado por el mismísimo Jeff Wayne) y se participa en grupos de 12 personas, a partir de 12 años. Dicen que para los visitantes es «como meterse en una película», en este caso no haciendo de protagonistas sino más bien de refugiados tras la invasión de los marcianos.

Relacionado:

Un año en órbita geoestacionaria

Un año de nuestro planeta visto con los ojos distantes del satélite meteorológico Himawari-8; una secuencia hipnótica que muestra la belleza, fragilidad y desastres que ocurren en la Tierra.

Felix Dierich ha realizado este espectacular montaje titulado con imágenes del satélite Himawari-8 que se encuentra en la órbita geoestacionaria a 35.786 km de la superficie (unas 90 veces más lejos que la Estación Espacial Internacional), en 140,7° Este, moviéndose según la rotación de la Tierra a unos 3 km/s (11.000 km/h). De lejos o un poco más de cerca es lo que se vería si pasáramos un año completo en la órbita geoestacionaria.

Las diversas escenas están creadas (y algunas animadas) con las fotografías y datos científicos de las observaciones, originalmente para la agencia meteorológica japonesa por el equipo de la agencia australiana. Los datos pasaron finalmente por la NCI (Infraestructura Computacional Nacional) de los australianos, para obtener imágenes a alta resolución tras procesarlos masivamente.

Como las observaciones fueron tomadas entre 2015 y 2016 entre otros eventos visibles pueden verse dos grandes tormentas, los incendios de Kamchatka, el solstício de verano e invierno y varios supertifones.

Finalmente se añadieron algunos efectos y la banda sonora, que está producida algorítmicamente –por eso suena tan raruna– a partir de los mismos datos. Tan interesante como bello y en cierto modo relajante.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Genius pilla a Google «robándole» letras de canciones con un truco tan viejo como efectivo

Genius es un sitio de música en el que principalmente se recopilan letras de canciones, algo que comenzaron haciendo con canciones de rap, luego de hip-hop y hoy en día de cualquier estilo. En total tienen ya unos 25 millones de letras (lyrics) de canciones de todo tipo.

Tan ingente cantidad de información bien curada, revisada, organizada y clasificada es muy golosa, y aunque las letras de una canción son las que son, no está muy bien copiarlas sin más de su web (aparte de otras cuestiones legales, como por ejemplo que las letras tienen un copyright de sus autores, etcétera¹). Google solicitó permiso para acceder a ellas a través de una API hace años, pero Genius dijo simplemente «no, gracias».

Así que Google (o alguien a quien Google pagó) parece que decidió copiarlas tal cual extrayéndolas de su web con robots y técnicas de scrapping. Naturalmente esto no era fácil de detectar ni demostrar, pero Genius se dio cuenta por pequeños detalles. Avisaron a Google, quienes negaron haber copiado nada.

Entonces Genius hizo como han hecho desde tiempos inmemoriales los creadores de textos, callejeros, mapas y otros contenidos golosos, que incluyen lugares imaginarios y errores adrede para detectar si alguien les copia: ponerles una trampa.

En este caso Genius utilizó los apóstrofes para codificar un mensaje en morse en algunas de las letras de las canciones. Hay varios tipos de apóstrofes, y combinando el vertical (') y el inclinado (’) que en la práctica son lo mismo y apenas se diferencian visualmente, se pueden usar como si fueran ceros y unos de un código, por ejemplo código morse.

De modo que codificaron un mensaje del tipo «Te hemos pillao con el carrito del helao» (RED HANDED) y allá que llegó el robot copiador para llevarse el texto tal cual. Tiempo después al buscar en Google la letra de algunas de estas canciones aparecía el resultado original, código secreto incluido, demostrando así el origen del texto. Fin de la historia y tirón de orejas para Google… y quién sabe si algo más.

Más detalles en el artículo del Wall Street Journal: Lyrics Site Accuses Google of Lifting Its Content.

___
(1) La ironía de esto es que hay quien apunta [ver hilo] que tampoco está muy claro cómo consigue Genius las letras de canciones en primer lugar: si de los autores y discográficas con licencia, si de un equipo de voluntarios o extrayéndolas de otros sitios por el mismo sistema que Google, en cuyo casi dicen que se podría aplicar aquello de Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

# Enlace Permanente

La satisfactoria técnica de un artista que apila monedas sin pegamento para crear objetos reconocibles

En este vídeo de un joven artista apodado The Q podemos ver su maestría apilando monedas sin pegamento. Mantienen el equilibrio sin mayores problemas y con ellas se pueden crear figuras relativamente simples, como una copa o una botella.

Es un arte similar al de apilar naipes para crear castillos y construcciones, algo que tampoco resulta trivial y en cambio muy entretenido.

La construcción no sé, pero desde luego ver el vídeo resulta muy relajante. Incluida la inevitable fase de derribo.

(Vía The Awesomer.)

Relacionado:

# Enlace Permanente

Un método para detectar rostros «retocados con Photoshop» y alertar sobre manipulaciones y fakes

Un método para detectar imágenes «retocadas con Photoshop» y detectar manipulaciones y fakes

Un equipo de Adobe Research y de la UC Berkeley han publicado un artículo acerca de una técnica para detectar manipulaciones faciales en Photoshop. Básicamente se aplica un algoritmo sobre una foto de una persona y confirma si ha sido manipulada de algún modo o no. ¡El terror de las instagrammers!

Lo que hace el algoritmo es examinar diferentes zonas de la imagen de un rostro para detectar si hay alguna parte que esté clonada, licuada (pasada por el popular filtro Liquify) o borrada.

Lo que intentan los investigadores con este sistema es básicamente intentar responder a estas preguntas:

  • ¿Se puede crear una herramienta que identifique rostros manipulados de forma más fiable a como lo hacen las personas?
  • ¿Se pueden descifrar los cambios realizados en una imagen?
  • ¿Se pueden deshacer esos cambios para ver el original?

A la primera pregunta yo diría que seguramente sí; a la segunda que probablemente también y a la tercera claramente no porque hay cambios de tipo destructivo con los que se pierde información (imaginemos un tatuaje simplemente cambiado por el tono de piel).

Lo interesante sería que una herramienta como esta estuviera a disposición de cualquiera en Photoshop o en una página web a la que bastara subir una foto para obtener una respuesta. Esto también lo podrían usar las apps para añadir uno icono de ¡Ojo cuidao, imagen con retoques! a cualquier foto.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Los nuevos robots de Bosstown Dynamics se rebelan contra sus creadores

La gente del canal de humor Corridor tiene este divertidísimo vídeo sobre los robots de «Bosstown Dynamics» y lo que todos nos imaginamos que va a acabar sucediendo cuando se rebelen contra sus creadores. Porque esos entrenamientos indignos propios de esclavos nos dan pena a todos, eso hay que reconocerlo.

Aparte de que el vídeo es hilarante de por sí es más divertido todavía ponérselo a algún amiguete o familiar diciéndole «¡mira el robot nuevo que han inventado!» Porque el principio empieza siendo como el de cualquier vídeo de entrenamientos robóticos… Solo que la crueldad contra las máquinas va subiendo de tono poco a poco hasta que se vuelve WTF.

Los efectos especiales y el modelado 3D además muy realistas así que hay que reconocer que el robot en cuestión podría pasar por uno de los nuevos artefactos del futuro sin problemas.

Bonus:

El cómo se hizo de los efectos especiales/CGI: trajes protectores, casco, captura de movimientos, recreación de escenarios, 3D, texturas, iluminación… Y uno de ellos haciendo las veces de robot y recibiendo palos mientras el resto actuaban. Luego se cambian las imágenes y… ¡Magia!


Relacionado:

# Enlace Permanente

Ye Olde Black Mirror: piezas de teatro distópicas sobre los avances tecnológicos en tiempos medievales

– Bien razonado, bien razonado.
– Desde luego. Está claro que una cosa lleva a la otra.

– Ye Olde Black Mirror

El siempre hilarante elenco de actores y los sagaces guionistas de CollegeHumor nos deleitan en esta ocasión con una versión medieval de Black Mirror, una de nuestras series favoritas¹. Claro que aquí el futuro distópico es nuestro presente (o incluso antes) y los «peligros de la tecnología» muy diferentes. Y lo tratan con una ironía deliciosa.

Niños absorbidos por ese nuevo invento llamado libros que ofusca sus jóvenes mentes; el desastre tecnológico que supondrá el peligroso arado con el que al surcar la tierra se puede llegar a los infiernos o el yugo, con el que tan pronto se transportan dos cubos de agua como tres, cuatro, diez o un número ilimitado (lógicamente).

A mí me parece que el sketch contaría con el beneplácito de los Monty Python sin dudarlo. De hecho, me gustaría ver una versión de los Monty Python al estilo Los caballeros de la mesa cuadrada.

___

(1) Excepto la quinta temporada, que vaya castaña.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Translate »