Estados Unidos y Huawei han tenido una relación conflictiva desde el año pasado, en donde la compañía fue objeto de un sistemático bloqueo comercial por parte de la administración de Donald Trump.

Las cosas no mejoraron con el inicio de este 2020 y por el contrario, ahora el pleito se ha escalado a nivel mucho mayor.

Ya que, según reporta el Wall Street Journal, funcionarios federales de Estados Unidos han acusado abiertamente a Huawei de espiar aquellas redes móviles donde intervinieron con infraestructura de telecomunicaciones:

Tenemos evidencia de que Huawei tiene la capacidad de acceder secretamente a información confidencial y personal en los sistemas que mantiene y vende en todo el mundo.

Es lo que señalaría Robert O’Brien, asesor de seguridad nacional, en declaraciones difundidas inicialmente en exclusiva por el diario.

Lo que se afirma es que desde 2009 Huawei habría empezado a instalar antenas, torres y otros componentes para el ahora inminente desarrollo de las redes 5G por todo el mundo.

Estados Unidos y China firman "fase uno" de nuevo acuerdo comercial ¿Cómo afecta esto a Huawei?

El documento que concretado a medidos de Diciembre por Estados Unidos y China pero ambos países optaron por guardar el secreto hasta que se firmara.

Pero el fabricante habría también infiltrado una serie de backdoors en cada producto instalado de infraestructura. De manera que con ello el gobierno chino podría espiar redes móviles cuando menos.

Estas acusaciones han sido fuertemente desmentidas por portavoces de la compañía. Argumentando que todo se debe a la situación política entre Estados Unidos y China.

De modo que queda todavía mucho para que se resuelva todo este pleito o se conozca la verdad.