No es la primera vez que vemos al Profesor John Hush usando trucos matemáticos para epatar a sus alumnos. En esta ocasión les propone un reto: a ver quién es más rápido multiplicando números de tres cifras. La cosa funciona así:

  1. Los alumnos eligen un número de tres cifras
  2. Él elige otro número (el 143)
  3. … y todos a multiplicar en la pizarra: preparados, listos, ¡ya!

Naturalmente, el sabio profesor siempre gana. El truco es más o menos sencillo —o no tanto, depende de cómo se mire– y tiene que ver con el número elegido. También requiere practicar un poco el cálculo mental.

La cosa funciona así: resulta que 143 × 7 = 1001. Y es sabido que cuando se multiplica un número de tres cifras por 1001 el resultado es el mismo número «repetido dos veces»; en el ejemplo 953 pasaría a ser 953953. Pero si se divide 953953 / 7 (o visto de otra forma, 953 × 1001 / 7) es fácil ver que el resultado es el que se plantea: 953 × 143.

Así que el truco mental consiste en dividir mentalmente 953953 entre 7. Algo que puede tener más o menos dificultad pero que fijando la mirada y poniendo «cara de concentración» se puede hacer en unos segundos. El resultado siempre da exacto.

Esta es además la razón por la que en la demostración el profesor no escribe nada de nada en la pizarra: porque como les aclara luego, «se vería el truco». Hay que hacer esa división mentalmente, lo cual tiene también su mérito y desde luego no desmerece el truco. Que además, como todo «juego de magia», no conviene repetir, claro.

Relacionado:

# Enlace Permanente