15/01/2020 8:25:41
La ceremonia contará con la presencia del presidente de EEUU, Donald Trump, y del vice primer ministro chino, Liu He, quien ha liderado las negociaciones comerciales.


Foto Nota

China y Estados Unidos pondrán hoy punto final formalmente a casi dos años de enfrentamiento comercial con la firma de la primera fase de un acuerdo, que fue anunciado el pasado 13 de diciembre, que incluye una retirada gradual de los aranceles adicionales impuestos y un incremento de las compras de productos agrícolas estadounidenses por parte del gigante asiático.

La ceremonia de la firma de esta primera fase del tratado comercial entre China y EEUU está prevista en la Casa Blanca y contará con la presencia del presidente de EEUU, Donald Trump, y del vice primer ministro chino, Liu He, quien ha liderado las negociaciones comerciales por parte de Pekín.

Las 86 páginas del acuerdo de primera fase, calificado por Trump como “un monstruo grande y hermoso”, contemplan la reducción de los aranceles adicionales por parte de EEUU a productos chinos por valor de 120.000 millones de dólares a cambio del compromiso de China de adquirir bienes y servicios estadounidenses por valor de 200.000 millones de dólares, aunque los detalles del tratado no se conocerán hasta más tarde, puesto que el texto del acuerdo será publicado este miércoles.

No obstante, a pesar del fin de las hostilidades comerciales entre ambas potencias, la primera fase del acuerdo aún mantendrá los aranceles del 25% impuestos por EEUU a importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares, mientras que tampoco parece probable que vaya a resolver las profundas diferencias entre los dos países en materias estratégicas, como el desarrollo de tecnología 5G o inteligencia artificial.

El economista jefe para China de la consultora Capital Economics, Julian Evans-Pritchard, considera que la firma de la primera fase del acuerdo comercial con EEUU servirá para impulsar las exportaciones del gigante asiático, aunque advertía de este crecimiento puede verse restringido por los persistentes vientos en contra que afronta la demanda doméstica china. “De hecho, cualquier incremento en las importaciones chinas desde EEUU a raíz del acuerdo comercial probablemente será a costa de las importaciones procedentes de otros lugares”, añadió.

En 2019, la guerra comercial entre EEUU y China contribuyó a reducir un 14,6% el valor de los intercambios entre ambos países, hasta 541.223 millones de dólares, según los datos de la Administración Nacional de Aduanas de China.

Las exportaciones de China a EEUU cayeron un 12,5% en 2019, hasta 418.509 millones de dólares, mientras que las compras de productos estadounidenses bajaron un 20,9%, hasta 122.714 millones de dólares.

De este modo, el superávit comercial de China respecto de EEUU se redujo un 8,5% en comparación con 2018, cuando había contabilizado un excedente récord, hasta 295.795 millones de dólares..