14/06/2019 8:37:13
La intendenta dijo que la errada estimación complicó preparar la ciudad para el sistema frontal. Ayer se rebalsó un canal, hubo inundaciones y 49 mil hogares quedaron sin luz. Diego Gotelli C.


Foto Nota

Encaramados en las rejas exteriores de una fábrica. Así debieron cruzar los peatones un tramo de Camino a Melipilla luego que se rebalsara el canal Lo Espejo, inundando la pista para autos y la vereda, haciéndola en partes intransitable a pie.

Lo ocurrido en la vía de Maipú fue muestra de la afectación que dejó la mayor lluvia del año en la capital, problemas que según la Intendencia se repitieron en Buin, San Bernardo, El Bosque, Pedro Aguirre Cerda y Estación Central, donde se reportaron inundaciones de calles y pasos bajo nivel. El sistema frontal también derribó un árbol sobre tres autos en Providencia, inundó salas del Liceo 7 y gatilló en cortes de luz que afectaron a 49 mil clientes, la mayoría del sur de la región.

¿El motivo de tantos daños? Tras una reunión de emergencia la intendenta Karla Rubilar dio algunas respuestas, las que apuntan en parte a un error en el pronóstico de la Dirección Meteorológica (DMC). "Teníamos pronosticado que íbamos a tener entre 5 y 8 milímetros (de lluvia), pero tuvimos más de 22 mm, lo cual hace más compleja toda la planificación", dijo a 24 horas. Eso fue lo que ocurrió en Maipú, ya que el desborde -según el Ministerio de Obras Públicas- fue causado por no abrir las compuertas del canal en la noche, superando su capacidad.

Pero Rubilar afirmó que no es la primera vez que falla el pronóstico, ya que a fines de mayo, cuando hubo vientos de hasta 70 km/h en la RM, Meteorología había previsto a la Intendencia que no se registrarían ráfagas. "Es muy difícil cuando no tenemos claridad respecto del pronóstico del tiempo", criticó, llamando al organismo a proponer planes de mejoras de sus equipos para que el Gobierno Regional apoye su financiamiento.

En tanto, desde la DMC señalaron a hoyxhoy que el organismo tiene actualmente un acierto "sobre el 90%", pero reconocieron que los pronósticos meteorológicos "siempre tienen un grado de incertidumbre" ya que "hay perturbaciones atmosféricas de alto impacto que no pueden ser captadas por la modelación numérica, y se debe actuar de forma observacional para percibirlas".

Sin embargo, desde la unidad afirmaron que están estudiando un plan para optimizar su sistema de alerta temprana, permitiendo monitorear los fenómenos que no están al alcance de las capacidades actuales. La idea que se baraja es implementar una red de radares meteorológicos, además de un sistema de detección de tormentas eléctricas optimizado para todo el país. A ello se sumaría una "densificación" de la red de estaciones meteorológicas automáticas que operan en la superficie. "Esta propuesta integral está vinculada a mejorar la tecnología de apoyo al pronóstico de corto y muy corto plazo", explicaron.

Se viene la helada De acuerdo al pronóstico actual, se esperaba que las lluvias se repitieran hoy en la capital, para comenzar a declinar el fin de semana iniciando una ola de frío que se extendería hasta al menos el próximo miércoles. Se prevén temperaturas de -2° Celsius en sectores como San José de Maipo, Colina y la zona norte.

El peak del frío partiría el domingo, ya que mañana se esperan unos 4° en toda la región, con probabilidad de chubascos matinales.

En tanto, la nieve y aguanieve que se registró ayer en San José de Maipo es poco probable que se repita el fin de semana, manteniéndose los días nublados hasta al menos el miércoles próximo.