Omozoc tiene este curioso vídeo titulado Keyboard crasher’s lunch en el que como en otros de su canal utiliza la técnica de stop-motion para mostrar formas extrañas de cocinar objetos cotidianos y comérselos. Arte visual sencillo y divertido.

Es todo bastante surrealista, y la presencia de un teclado, un ratón y una impresora le dan un toque de almuerzo informático descarriado más raro todavía. Me recordó poderosamente a los vídeos de Barrio Sésamo, quizá porque la técnica es básicamente la misma que la de algunos de aquellos sketches geométricos y con objetos de plastilina. Ahora entiendo cómo hacían para estimular nuestra imaginación y dejarnos un poco e.

Recordatorio: tal y como advierte el vídeo, ¡Niños, nos os comáis el teclado!

# Enlace Permanente