10/03/2019 21:18:18
Aportaron dos días de su alimentación y dinero.

Foto Nota
Los 153 internos del Centro de Detención Preventiva de Castro, donaron dos días de su alimentación, más una cama hecha por ellos y 107 mil pesos a una familia dalcahuina que fue afectada por un incendio ocurrido en enero.

A través de la Fundación Chiloé Solidario la población penal hizo llegar sus donaciones a esta familia. Carlos Esparza, vocero de los internos, indicó que “aquí hay pura gente de la Isla, gente humilde, gente pobre, pero cuando ocurren desgracias como esta nosotros tenemos una sola meta que es ayudar. Estamos presos pero hay gente que está en la calle y sufre más que nosotros”.

Agregó que quieren “darle un mensaje a las cárceles de Ancud y todo el país, que traten de sacar una copia de lo que nosotros hacemos para que ayuden también, porque si nosotros colaboráramos una vez al mes habrían cientos de niños que no pasarían hambre en las poblaciones”.

Petición
En tanto, el capitán Carlos Olavarría, alcaide del recinto penitenciario, contó que “esta iniciativa nace de una petición de ellos de ir en ayuda de esta familia. Ellos, por opción propia, tomaron la decisión de no recibir ningún alimento de los cuales nosotros por ley tenemos que entregarles y que sea destinado en bruto a la familia damnificada, una colecta en dinero que hicieron de manera interna y la donación de una cama para un niño que es parte de esa familia afectada”.

Por su parte, María José Bertín, fundadora de Chiloé Solidario, se mostró agradecida por “el tremendo aporte de los reos y el gran corazón que tuvieron al donar de manera voluntaria, para nosotros es muy importante”.

Añadió que en esta familia de cinco integrantes, los tres niños no tenían cómo regresar a clases y que “gracias a donaciones pudieron volver felices al colegio. Todos los días hemos ido llevándoles cosas y como tenían mascotas, como Agrupación Darwin también los hemos ayudado”.

Los internos, al donar su comida, se les da permiso de comer alimentos llevados por sus familiares como medida excepcional. Además, como gratificación al buen comportamiento y solidaridad, se les dio una extensión horaria de visita para el día que estimen conveniente.