18/12/2018 18:44:46
La situación se destapó tras la última renuncia de un chofer, el tercero en 8 meses, lo que se sumaría a otras denuncias de periodistas y trabajadores territoriales de la diputada RN.


Foto Nota
El último caso es el de Osman Méndez, ahora ex-chofer de la diputada Camila Flores, quien presentó su renuncia por diversos problemas con la honorable, pero inexplicablemente recibió una carta de despido dos semanas después, aludiendo a faltas graves de las que no hay registro. Cabe destacar que Méndez ya sería el tercer chofer que deja el puesto en los ocho meses que lleva Flores como diputada de la República. Entre los reclamos algunos funcionarios comentaron a Radio Biobio -de manera reservada- que fueron forzados a vestir tal como la diputada lo demandaba, incluso cuando no se encontraban en el Congreso. También denunciaron que los obligaban a trabajar para mandados y demandas personales de la parlamentaria, fuera de lo que corresponde a su rol, como fiestas de cumpleaños o -incluso- ir al supermercado. Dentro de las personas que estarían evaluando una medida judicial contra Camila Flores, para visibilizar la gravedad del problema, no solo se encontrarían los ex-choferes, sino que también periodistas y “territoriales” (personas a cargo del trabajo en terreno en el distrito parlamentario). En ese sentido, explicó que al menos cuatro extrabajadores se han agrupado para evaluar una denuncia ante tribunales. Sobre el caso particular de Osman Méndez, que destapa esta situación, el 26 de noviembre renunció a su puesto como conductor de Flores tras -tan solo- tres meses de trabajo, pero suficiente acorde a sus declaraciones para confirmar los malos tratos, las dificultades comunicativas, las excesivas jornadas laborales, que llegaban a más de 15 horas, y las permanentes solicitudes por parte de la diputada para infringir las leyes del tránsito, un conjunto de situaciones que lo llevaron tomar la determinación. Dentro de las situaciones graves que enfrenta Méndez es relevante que dos semanas después de renunciar recibió una carta -por correo certificado- en que se le despedía por “pérdida de confianza”, situación que inhabilita a cualquier funcionario acusado a optar a cargos públicos. Respecto a la carta de renuncia presentada por el ex-chofer, señalaron desde el interior de la Cámara de Diputados que tras recibir la carta el mismo equipo de la diputada no la habría cursado con el objetivo de ganar tiempo, y así poder negociar con el trabajador. Tras la negativa para volver de Méndez el equipo de Flores decidido finalmente despedirlo por "faltas graves", de las cuales no hay registro.